Frikerío en vena

Archive for marzo 2012

Triple Town entraría dentro del a categoría de minijuegos que, por chorras que sean, enganchan más que nada. La idea fundamental es ir haciendo grupos de 3 objetos sobre el tablero, de forma que consigamos un objeto superior. Por ejemplo, si junto 3 árboles me saldrá una casa; si junto 3 casas, una casa más grande, y así sucesivamente. Las megaestructuras son las catedrales y los castillos, así que nuestro objetivo fundamental será conseguir el mayor número posible de éstas a partir de los elementos más básicos, que serían osos y arbustos.

Nuestro enemigo serán los huecos que quedan entre elementos, ya que si el espacio es menor a 3 nunca podrán juntarse y se quedarán ahí estancados. Habrá elementos que evitarán que esto pase, como por ejemplo un fantasma que borra el elemento que le digas, o un cristal especial que junta los elementos aunque sólo haya 2 de ése tipo. Obviamente estos objetos especiales caerán de forma aleatoria y serán escasos. También existe la opción de comprarlos mediante puntos del juego, que acumularemos al ir haciendo partidas.

Para que el juego no sea tan fácil, habrá dos tipos de elementos que nos incordiarán: los osos, que a pesar de su apariencia aparentemente inocua, ocuparán huecos por todo el tablero. La parte buena es que si los rodeamos los podremos matar, convieréndolos así en una lápida (que es un elemento fundamental para construir iglesias). También habrá osos ninjas, que no es posible rodear y atrapar en lápidas. Además estos osos tienen la capacidad de poder saltar por todo el tablero, colocándose en la posición más molesta para el jugador. Hay que intentar eliminarlos a toda costa, y la única forma de hacerlo es mediante el fantasma anteriormente mencionado.

El juego es gratis,aunque sólo dispondremos de cierto número de movimientos cada X horas. Si queremos olvidarnos de esta limitación, podemos comprar por 2.99 € el pack de turnos ilimitados, así como también monedas del juego en la AppStore.

Eso me he estado preguntando todas estas semanas. No entiendo como después de escribir tres libros tan sumamente buenos, George Martin ha podido escribir semejante tocho. Me pongo mala de pensar en una cuarta temporada de Juego de Tronos fiel al libro – sería una pesadilla. Menos mal que ya han dicho que la serie va a ser diferente a partir de la próxima temporada (cosa que no necesariamente me parece bien, podrían haber esperado a Festín).  En fin, veamos qué cosas en mi opinión no han estado bien en este libro:

SPOILERS

– No hacen falta 776 páginas para no explicar nada. Sinceramente, no me extraña que haya tardado 5 años en escribirlo, ya que se debía aburrir él mismo de lo que estaba explicando. Dejando de lado la manía que ya le tengo de por sí a los pesados del Dios Ahogado, los demás personajes, a pesar de ser buenos, no tienen ninguna trama relevante.

– Cersei es la única que tras capítulos y capítulos de pensamientos llenos de la maldad a la que ya nos tiene acostumbrados (con poca acción esta vez, se dedica más a maldecir interiormente que otra cosa) , hace algo. Y por hace algo entendemos que se deja secuestrar, y es en mi opinión lo más emocionante que pasa en este libro. Reconocedlo: todos nos hemos alegrado de ver a Cersei encerrada y tratada como si fuera una delincuente (que lo es). Tengo ganas de saber como sigue la trama, lo reconozco.

– Brienne pasa sin pena ni gloria por una serie de pueblos en busca de Arya. Estás todo el rato esperando que se líe algo, que pase algo más aparte de Brienne cenando sopa de cebolla y vino aguado y durmiendo en una cama con pulgas. Desafortunadamente no pasa nada de eso hasta el final, y es con terribles consecuencias.  No estoy deacuerdo con el tratamiento que se le ha dado, ya que al ahorcarla todo lo que ha pasado hasta ahora en su trama ha sido un mero paseo inútil.

-Jaime da lástima. Ha sido un malo de los malos pero reconozcamos que desde el segundo libro busca cierta redención, protegiendo a Brienne por ejemplo. Ahora es un manco en un cargo que no le pertoca, Cersei se mete con él por faltarle la mano, y  va como un alma en pena. Realmente no hace nada relevante en el libro hasta el final cuando asedia al Pez Negro, y aún así era algo que se sabía que tenía que pasar.

– Arya en Bravos era algo que podía dar mucho de sí. Aunque al principio sentía cierto interés por el misterio que parecía rodear a la casa de blanco y negro,  una vez visto que no es más que un conjunto de rarezas , me pregunto realmente porqué Arya se empeña en seguir ahí, si no se había molestado en explorar nada más de Braavos. Es posiblemente el sitio más chungo de la ciudad, y aunque más adelante consigue un trabajo normal, la niña decide volver. Y en qué momento. Como en Danza de Dragones se confirme que Arya se ha quedado ciega de verdad, no sé que es lo que puedo hacer. Nada bueno ya os lo digo. Arruinar así un personaje como Arya no tiene perdón….

– Sam se pasa el rato mareado dentro de un barco.

– La gente de Dorne está muy cabreada con Desembarco por la muerte de Oberyn. Sin embargo, no dejan de pasar cosas sin importancia. Lo único que podemos intuir es que habrá problemas para rato una vez sepan lo que le ha pasado a Myrcella, pero claro, se aplaza hasta el próximo libro.

Teniendo en cuenta que originalmente Festín de Cuervos y Danza de Dragones eran un solo libro, pero que por cuestiones de volumen se separó, no sé si cabe esperar gran cosa del siguiente. Aún así, por todo lo que ha sido la saga hasta ahora, tengo muchísimas ganas de continuar, y de ver qué ha pasado con algunos personajes como Jon o Daenerys…


Suscríbete mediante Google


Suscríbete a frikerío en vena mediante Google

Posts Más Vistos

Twitter

marzo 2012
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031